Saltar al contenido
Home » Strauss de Viena – parte 2

Strauss de Viena – parte 2

    Johann Strauss Padre

    En el artículo anterior os hablábamos del contexto histórico de Viena en tiempos de los Strauss, En esta publicación y las dos siguientes, trataremos sobre los Strauss de Viena y las obras del programa de nuestro próximo concierto,

    Empecemos por el principio: el padre de la saga de los Strauss, Johann Strauss padre.

    Johann I, fundador de la dinastía Strauss

    Johann Strauss I (1804 – 1849) era hijo de un modesto posadero que había muerto ahogado en el Danubio cuando  él era un niño; huérfano también de madre, aprendió el oficio de encuadernador y a tocar el violín. Estudió música, participó en la vida musical local y siendo muy joven se  unió al cuarteto de Josef Lanner, que pronto se convirtió en orquesta de cuerda, y cuando aquella empresa musical levantó el vuelo y se organizó una segunda orquesta, Strauss fue nombrado su director.

    Joahnn Strauss
    ´En memoria de Johann Strauss padre y Joseph Lanner´. Obra del escultor Hans Mauer situada en el balneario de Baden.

    Johann pronto se independizó, creó su propia agrupación, convirtiéndose así en rival profesional de su amigo Lanner.

    Un visionario del negocio de la música

    La fama llegó muy deprisa; con gran visión comercial, Strauss impuso el pago de una entrada para acceder al salón de baile, en lugar de depender de la “voluntad” de los asistentes, y la idea de poner a sus piezas títulos fáciles de recordar aumentó su popularidad e incrementó las ventas de partituras.

    Strauss
    Baile en el «Zum Sperl» de Viena, donde J. Strauss inició su negocio

    Desde muy joven organizaba continuas giras, y la silueta de Strauss dirigiendo la orquesta violín en mano se hizo popular en el Imperio y en toda Europa, por donde difundía sus valses y polcas, trayendo de vuelta a Viena bailes nuevos, como la cuadrilla parisina.

    Un hombre de orden

    A pesar de lo heterodoxo de su biografía (parte de su vida amorosa se desarrollaba fuera del matrimonio), Strauss padre era “un hombre de orden” que puso música a la coronación de Victoria I de Inglaterra y fue nombrado Director Musical de los Bailes de la Corte por el Emperador.

    Viena de los Strauss
    Fragmento del cuadro de la Coronación de la Reina Victoria en 1838, por Henry Thomas Ryall

    La Marcha Radetzky

    Johann Strauss I  expresó sus posiciones conservadoras en el auténtico himno extraoficial de Austria, la Marcha Radetzky, dedicada al mariscal de campo Conde Radetzky von Radetz, el ya anciano héroe de las guerras napoleónicas, para agradecerle que con su victoria de Custoza (1848) hubiera arruinado temporalmente las pretensiones de independencia de los italianos del norte, integrados a su pesar en el Imperio Austriaco.

    La Restauración hacía aguas

    El problema era que en la oleada revolucionaria de 1848, la llamada “primavera de los pueblos” no solo se sublevaron contra Austria los italianos, sino los húngaros y los pueblos eslavos integrados en el Imperio, reclamando autonomía y cambios; los propios vieneses se levantaron pidiendo reformas.

    Sitio de Buda (s.XIX). Jakobey Károly. Cuadro mostrando el sitio al que sometieron los húngaros a la guarnición austriaca del castillo de Buda.

    La aparente estabilidad de la Restauración se había resquebrajado en el Imperio Austriaco, uno de sus baluartes más seguros, y el Emperador Fernando I tuvo que abdicar en  Francisco José I.

    Barricadas de Viena, 26 y 27 de mayo de 1848. Litografía de Josef Heicke (1848)

    Justo cuando aquella apacible Viena experimentaba este primer gran sobresalto, Johann Strauss padre murió prematuramente de escarlatina.

    la tumba de Johann Strauss padre en el cementerio central de Viena

    Después de la muerte de Johann Strauss, pese a todos los levantamientos populares en contra del Imperio, el vals seguía moviendo a los pueblos.

    ´At the Ball ´ Albert Edelfelt, 1884.

    Pero esto os lo contamos en el próximo artículo dedicado a los hijos de Johann Strauss.

    Sigue leyendo sobre los Strauss de Viena:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.